martes, 10 de abril de 2012

Interpretación: una herramienta para la gestión y divulgación del patrimonio


Programa de Formación del IAPH 2012
En colaboración con la Asociación para la Interpretación del Patrimonio

Interpretación: una herramienta para la gestión y divulgación del patrimonio
por Francisco J. Guerra Rosado

Aunque son numerosos los autores que han abordado esta disciplina desde que, en 1957, Freeman Tilden la enunciara por primera vez, quizá la definición que mejor puede aclarar lo que es realmente la Interpretación del Patrimonio podría ser la sugerida por Bob Peart en 1977, según la cual consiste básicamente en "un proceso de comunicación diseñado para revelar al público significados e interrelaciones de nuestro patrimonio natural y cultural, a través de su participación en experiencias de primera mano con un objeto, artefacto, paisaje o sitio". Toda intención de proporcionar interpretación lleva implícita una meta muy clara: la conservación de los recursos naturales o culturales que son interpretados.
Si además de definirla quisiésemos delimitarla en sus características podríamos recurrir a Yorke Edwards, quien al hablar de ella dice que "es comunicación atractiva, ofrece una información concisa, es entregada en presencia del objeto (o fenómeno) en cuestión y su objetivo es la revelación de un significado". 
En realidad, la interpretación no es más que una forma especial de comunicación, dirigida a un público general que, lejos de aspirar a recibir lecciones magistrales sobre las cosas, o listados interminables de fechas y nombres, lo que busca es recreación, disfrute y la posibilidad de acceder a la cultura allá donde se encuentra. En consecuencia, se trata de un público casual, voluntario y no cautivo, cuya atención no está reforzada por beneficios externos (premios, buenas notas, aprobar o suspender, etc.).  
Teniendo en cuenta las características de este público, los mensajes interpretativos deben ser claros y precisos, e ir dirigidos a un público determinado (con unas características concretas) y de manera informal pero profesional, ya que la gente no va a estudiar ni a recibir clases. Por tanto habrá que considerar la falta de motivación, la escasez de tiempo (para leer o atender) y los intereses personales. Además, la interpretación debe constituir una experiencia de primera mano y ha de entregarse en presencia del recurso que es interpreta­do, también llamado rasgo interpretativo. 

Datos del curso
Interpretación de los otros valores del territorio: contar lo no evidente
Dirección: Francisco J. Guerra Rosado y Maribel Rodríguez Achútegui. Asociación para la Interpretación del Patrimonio (AIP).
Fecha: del 20 al 22 de marzo de 2012
Duración: 20 horas 
Programa del curso  Interpretación de los otros valores del territorio: contar lo no evidente.
Sede de celebración del curso: Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, Camino de los Descubrimientos, s/n. Isla de la Cartuja. Sevilla

[Información del curso en la web IAPH - Interpretación de los otros valores del territorio: contar lo no evidente]



No hay comentarios:

Publicar un comentario