martes, 18 de marzo de 2014

La conservación del patrimonio arqueológico subacuático.


Programa de Formación del IAPH 2014

Curso de especialización

El patrimonio arqueológico subacuático. 

Método y técnicas de estudio. 



La conservación del patrimonio arqueológico subacuático.

La investigación arqueológica del patrimonio cultural subacuático está inevitablemente asociada a la conservación de los restos materiales. La responsabilidad para que esta conservación sea efectiva excede las atribuciones propias del arqueólogo director encargado del proyecto. Tal es la importancia de conservar el patrimonio que los documentos internacionales destacan esta asignatura como prioritaria a la hora de afrontar cualquier proyecto de investigación que implique algún riesgo para estos materiales. De entre las actuaciones posibles, la excavación es el paradigma de la intervención por excelencia y es en esta circunstancia cuando la figura del conservador-restaurador debe ser tenida mas en cuenta. La planificación del trabajo no debe  realizarse en función exclusiva del interés científico sino complementada con las garantías de conservación.  Estas garantías serán las necesarias para evitar cualquier grado de alteración en los restos en y desde el mismo yacimiento hasta el laboratorio, si es que se opta por su extracción. 

El restaurador-conservador es un profesional del patrimonio cualificado para conocer los riesgos y actuar con medidas tanto activas como preventivas sobre el mismo. El profundo conocimiento del medio subacuático es el primer requisito en la formación de este profesional que se enfrenta a una compleja casuística debido a las múltiples combinaciones entre tipologías de materiales  y condiciones medioambientales posibles en el yacimiento arqueológico. 

Los restos orgánicos difícilmente conservados en el medio terrestre aparecen con profusión en los yacimientos subacuáticos con diferentes grados de alteración. Muchas veces bajo un aparente buen estado se esconde una intensa degradación de los componentes químicos  originales transformados en  otros diferentes cuyas características hacen del objeto algo completamente inestable. La madera y las fibras vegetales saturadas de humedad, a veces mas del 400% de su volumen es agua, aún conservando su aspecto  original son difícilmente manipulables sin producir daños irreversibles. Incluso en el mejor de los casos, cuando se conserva la mayor parte de la celulosa original, la deshidratación incontrolada puede ocasionar deformaciones irreversibles que desvirtúan el valor histórico del objeto. 

Los metales por otro lado sufren procesos de corrosión electroquímica favorecida por los iones del agua marina que sin embargo pueden alcanzar estados de pseudo-equilibrio compatible con la conservación a largo plazo. Dependiendo del tipo de metal constitutivo del objeto se pueden conservar sus características formales tras siglos de inmersión submarina. Sin embargo, como el caso del acero de fundición, el metal se ha transformado en productos minerales altamente inestables que se localizan bajo gruesas capas de concrección orgánica. El trabajo de restauración y conservación pasa por consolidar la parte mineralizada y dar estabilidad electroquímica en el medio aéreo al núcleo residual metálico mediante tratamientos de decloruración. 

Docente de la conferencia.
Luis Carlos Zambrano Valdivia. Restaurador-Conservador del Museo de Cádiz. Colaborador en numerosos proyectos de arqueología desde 1991 como especialista en el tratamiento de materiales de origen subacuático, principalmente metales y orgánicos. Destacar la participación en el Proyecto Nave Fenicia o el Proyecto Trafalgar, ligado a instituciones científicas de prestigio como el Centro Nacional de Arqueología Subacuática en Cartagena y el Centro de Arqueología Subacuática del IAPH con sede en Cádiz. Investigador en técnicas avanzadas de conservación arqueológica como la estabilización electrolítica de metales o la plastinación de maderas. Profesor,  conferenciante y autor de publicaciones relacionadas con la conservación del patrimonio arqueológico subacuático.
Datos del curso

Programa del curso El patrimonio arqueológico subacuático. Método y técnicas de estudio.

Fecha: del 26 al 28 de marzo de 2014
Duración: 21 horas.
Nº de plazas: 30
Sede: CAS-IAPH, Av. Duque de Nájera, 3. Cádiz


[Toda la información del curso en este Blog -  El patrimonio arqueológico subacuático. Método y técnicas de estudio]



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada